El candidato presidencial de la coalición La Libertad Avanza, Javier Milei, habla después de su victoria sobre Sergio Massa, ministro de Economía y candidato del gobernante partido peronista, en una segunda vuelta electoral en Buenos Aires, Argentina, el domingo 19 de noviembre de 2023. (Foto AP/Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) – En su primer día como presidente electo de Argentina, Javier Milei anticipó que realizará un viaje “espiritual” a Estados Unidos e Israel antes de asumir el poder el 10 de diciembre.

Milei dijo que “en estos días” irá a Miami y Nueva York a visitar a unos rabinos amigos, sin dar más detalles al respecto, y que desde esa última ciudad se trasladará a Israel. “El viaje tiene una connotación más espiritual que de otras características”, dijo según la agencia de prensa AP

Durante la campaña electoral, Milei visitó en Nueva York “El Ohel”, lugar que cobija la tumba de un rabino. Esa visita generó especulaciones de medios de prensa acerca de si el entonces candidato planeaba una conversión espiritual hacia el judaísmo, religión que ha elogiado en varias de sus intervenciones públicas.

Milei ha prometido un cambio drástico para la economía del país, que busca terminar con la inflación, cuya variación interanual alcanzó 142,7% en octubre, algo que según explica en economista le llevará entre “18 y 24 meses”.

 “Si vos cortás hoy con la emisión monetaria, ese proceso tarda entre 18 y 24 meses”, aseveró Milei. Cuando le preguntaron a qué niveles llegará la inflación para entonces, el futuro presidente enfatizó que requiere de ese plazo para “destruirla”.

El economista ultraliberal de 53 años adelantó un plan de privatizaciones de empresas públicas que incluye a YPF y los medios públicos de televisión, radio Nacional y la agencia oficial de noticias Télam.

“Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado, va a estar en las manos del sector privado”, ofreció el líder de la coalición Libertad Avanza en Radio Mitre, tras cosechar un 55,69% de los votos frente al 44,30% del peronista Sergio Massa, actual ministro de Economía.

El triunfo de Milei superó cualquier expectativa y marcó un cambio radical en el sistema político del país sudamericano, que decidió dar un giro a la derecha en medio de un profundo malestar social por la inflación de más de 142% anual y el aumento de la pobreza, que hoy afecta a 40,1% de la población.

El programa del economista contempla un fuerte recorte del gasto público, privatizaciones, el cierre del Banco Central y la dolarización de la economía para combatir la suba de precios, entre otras medidas que marcan un giro drástico con las políticas intervencionistas del peronismo que está actualmente en el gobierno.

Milei acotó que antes de llevar a cabo la privatización de la petrolera YPF, “primero hay que recomponerla” y “racionalizar” su estructura. La empresa fue estatizada en 2012, durante el mandato de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y quien hoy funge como vicepresidenta.

El libertario culpó del “deterioro de la empresa” al Kirchnerismo, la variante centroizquierdista del peronismo que ha estado en el poder la mayor parte de las últimas dos décadas.

Respecto a la TV Pública, el presidente electo afirmó en tanto que “se ha convertido en un mecanismo de propaganda” y la acusó de haberse referido a La Libertad Avanza de manera negativa.

Por tito81

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *